Hoy jueves, 19 de octubre de 2017
Bienvenido Invitado
Consejos sobre el uso del casco para bicicletas

Un buen casco homologado puede marcar la diferencia si sufres una caída o accidente. Aquí tienes algunas indicaciones importantes cuando lo utilices


- lunes 22 de junio de 2009.-

Ten claro que llevar casco no evita en modo alguno que se produzcan caídas o accidentes, ni tampoco garantiza protección total ante cualquier tipo de impacto (por ejemplo en accidentes con vehículos motorizados o pesados implicados, donde su eficacia es muchísimo menor), extrema por tanto las precauciones.

El casco debe estar bien nivelado, cubrir parte de la frente (un par de dedos por encima de las cejas) y debe permanecer fijo, pero sin llegar a resultar incómodo.

La correa de sujeción debe estar bien ajustada y abrochada para que no se mueva en ningún momento el casco. Centraliza la hebilla para que quede por debajo de la barbilla. Será más fácil ajustar las correas con el casco quitado. Una vez ajustada, debería haber un pequeño margen, de forma que puedas colocar un dedo entre la correa y tu barbilla. Si abres la boca al máximo, deberías sentir como el casco presiona tu cabeza.

Las correas laterales también deben estar bien fijadas y ajustadas por debajo de cada oreja, formando una V.

Después de un golpe o accidente, aunque no se aprecien daños externos, el casco debería ser sustituido. Es fácil que el golpe modifique la estructura interior del casco y, por lo tanto, el nivel de absorción y protección.

El casco debe ser específico para bicicletas y debe estar certificado y homologado.

Asegúrate de que el casco es de la talla adecuada. Los cascos suelen servir para varios tamaños, por ejemplo para un rango de 54-58 cm. Cuanto menor sea el rango para el que está fabricado el casco, si se ajusta bien en tu cabeza, mejor te quedará, es obvio.

No expongas nunca el casco a sustancias dañinas como disolventes, limpiadores, etc.

Escoge colores que te hagan más visible.

Los cascos caducan, cuando compres uno siempre fíjate en la fecha de fabricación (debe estar indicada en una etiqueta en el interior del casco). A partir de la fecha indicada, el casco será eficaz durante una media de 3 a 5 años, según el modelo.

Si tu casco se golpea por una caída o accidente, hay ocasiones en las que los fabricantes te hacen importantes descuentos en un casco nuevo, por preguntar no pierdes nada.

No creas que el casco más caro siempre va a ofrecerte una mayor protección. A partir de un cierto precio (digamos entre 50 y 80 euros), un coste mayor seguramente se debe sólo a una mejor terminación, peso sensiblemente menor, diseño más logrado o actual, más aerodinámico, etc.


Fuente: parasaber.com





rating
Con el apoyo de:
SEDEFIRUCICOLIMDOFEDOCICODOCOCI
Ciclismo.com.do | © 2016 Todos los derechos reservados
Siguenos en las redes sociales